sábado, 6 de agosto de 2011

Drew, yo Barri-more than you

Kora dice:

Mi alter ego ha regresado más o menos de una pieza y algunas aguas vuelven a su cauce. Me ha prometido que va a subir fotos de su viaje: qué vio, qué comió y por dónde se perdió. Como todo el mundo sabe, lo que se jura sobre un rollito vietnamita es sagrado... Así que a esperar a que se recupere del trayecto de vuelta, que cualquiera diría que se ha vuelto en una galera y remando él solo. (No te enfades, que lo digo con amor).

Yo me enfrento a otro sábado de mucho trabajo con muy pocas ganas, y al otro lado de esas ocho horas de laburo,  me espera un montón de ropa por planchar... En el siglo veintiuno y qué todavía haya que planchar la ropa "a mano" es algo que no me cabe en el cabeza, no por el hecho de que no haya una máquina que lo haga, que la hay, el armario planchador, si no, porque si se han encontrado/descubierto/diseñado un montón de fibras textiles que no precisan de planchado... ¿Por qué siguen fabricando ropa de materiales que si necesitan de esos cuidados? la única explicación que se me ocurre es que los magnates de la industria de la moda que deciden sobre estos asuntos son ricos y no se planchan ellos las camisas, si no, otro gallo cantaría.

Como dije que iba a colgar poquito a poco las fotos que hizo Jossie, y por alguna parte hay empezar, voy a empezar contando una historia que sobre una prenda (que por cierto, sale de la lavadora sin una sola arruga.) En junio estuve en Escocia visitando a mi amiga Laura y me volví loca con las tiendas de ropa de segunda mano. Una de mis compras estrella fue una blusa con un estampado bastante ochentero, de marca desconocida y colores pastel. Viajó hasta Madrid en la maleta que tuvimos que comprar expresamente para acoger todas las adquisiciones fruto de la fiebre del "¿dos libras? ¡me lo llevo!", y después me olvidé de ella, hasta que viendo en dvd la película Salvando las distancias, me di cuenta de que Drew Barrimore llevaba una blusa igual ... En rigor, teniendo en cuenta  que la mía tuvo un dueño anterior, siempre tendré la duda de si será la misma.
Fuente: http://www.zimbio.com

Fuente: http://www.zimbio.com
Y vista ella, camino del set de la película, con esa cara larga que nadie diría que iba a rodar una comedia, ahora yo (esto lo especifico por si no se nos distingue):




Pantalones: H&M, Bolso: Blanco, Zapatos: Shu Crazy, Reloj: Vestal, Collar: Blanco, Gafas: Guess Man.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa cualquier cosa que quieras decirnos